SGS

Lunes, 02 de Diciembre del 2019

En el mes de noviembre, la Dirección Nacional de Aduanas obtuvo ingresos por valor de ₲931.250 millones, cifra cercana a los 148 millones de dólares americanos.

Texto

Los ingresos aduaneros alcanzaron la  cifra de ₲931.250 millones al cierre del mes de noviembre  del corriente año, que contó con un día hábil  menos,  equivalente a unos 148 millones de dólares americanos, de esta manera el monto percibido se  ubicó en 6,6% por debajo del ingreso de ₲997.182 millones registrado en noviembre del pasado  año, valor  que se posicionó como la tercera mayor recaudación histórica de la Dirección  Nacional de Aduanas.


Los recursos aduaneros percibidos en  el presente mes se situaron por encima del promedio de los ingresos aduaneros  de igual mes de los últimos tres años, monto que se ubicó en torno a ₲893.673 millones.  

    
El  contexto regional e interno de depreciación cambiaria y de lento desempeño  económico, el cambio en la estructura tributaria -reducción de tributos en el régimen  de turismo de modo a incentivar el comercio fronterizo- y la menor incidencia, en  el margen, del proceso de formalización en la importación de electrónica  iniciada en septiembre de 2018, son factores que han afectado a la recaudación.


Los  combustibles y los vehículos fueron de mayor incidencia negativa en el  resultado de las recaudaciones del mes, estos dos rubros son los de mayor importancia  relativa en la generación de los recursos aduaneros, con un aporte recaudatorio  promedio de 22% y 12% respectivamente. Los combustibles y vehículos, conforme  al indicador de ventas del Banco Central del Paraguay, registraron caídas  acumuladas en sus volúmenes de ventas en el mercado interno, en torno al 6% y 11%  respectivamente, la menor demanda interna de estos productos afectó sus volúmenes  registrados de importación, repercutiendo de esta manera en los ingresos  aduaneros.


De esta manera, lo recaudado al undécimo mes del año ascendió a la  cifra de ₲9.701.197 millones, 4,1% por debajo de la cifra  alcanzada en el mismo lapso de tiempo de 2018.     

           
Los ingresos percibidos en el corriente  mes se dan en un contexto de reducciones en el volumen de transacciones de comercio  exterior, con caídas en los kilogramos registrados de mercaderías importadas,  en torno al -3,9%. Asimismo, se observó bajas en otros indicadores de volumen  físico de comercio exterior, con disminuciones en la cantidad de camiones de importación (-16,6%), en la cantidad de contenedores de  importación (-24,2%) y en  la cantidad de operaciones de importación (-11,1%).


En igual sentido, el valor total de  las importaciones realizadas en el corriente año, registraron en términos  acumulados una caída cercana al 7%, condicionado por la menor demanda efectiva interna,  por un lado, y por otro, por la apreciación del dólar, que en promedio llegó a  cerca del 6%.



Por su parte, el contexto económico,  regional e interno reciente, exhibió en el mercado cambiario subas en el dólar  americano respecto al peso argentino, al real brasilero y a la moneda nacional;  además de la persistencia en el nivel de actividad económica, de una  trayectoria de contracción económica en la Argentina, una desaceleración de la  economía brasilera y de una retracción de la economía interna, que en el margen  presentó signos de repunte en la actividad.


La permanencia de estos factores  externos e internos siguen afectando y restringiendo el potencial de  recaudación de la DNA, al limitar la capacidad de compra y reducir el poder  adquisitivo de los agentes económicos y en consecuencia afectar negativamente  al volumen de importaciones, valor sobre el cual se aplican los tributos e  impuestos aduaneros que conforman la recaudación.


Los rubros con mayor incidencia  negativa en el resultado obtenido en los ingresos aduaneros del mes de referencia, fueron los vehículos;  combustibles y demás derivados del petróleo; agroquímicos; juguetes; repuestos  (autoparte); materias textiles  (tejidos); abonos; calzados y sus partes; calderas, máquinas, aparatos y artefactos mecánicos; papel  y cartón; fundición de hierro y acero; muebles; vidrios y sus manufacturas;  bienes de capital, etc., entre otros. Por su parte, los rubros de mayor  incidencia positiva fueron los aceites esenciales, perfumes y cosméticos; tabacos y cigarrillos; bebidas; informática y telecomunicaciones;  manufacturas de tejidos (prendas y complementos de vestir); barras, perfiles, alambre,  chapas; productos  farmacéuticos y medicamentos; productos minerales (cementos, cal, sal y otros),  etc., entre los más importantes.


Por otra parte, se subraya las administraciones aduaneras  que obtuvieron superávit en noviembre, comparado con igual mes del año  anterior, entre las que se destacan la de Terport–Villeta, Puerto Seguro  Fluvial, Zona Franca Trans Trade, José Falcon, Puertos y Estibajes, Campestre  S.A., Empedril, Ceregral SAECA, CODESA, Concepción, Pedro Juan Caballero,  Pilar, Nanawa, ZOFRAMAQ, Capital, entre otras.


La Dirección Nacional de Aduanas, acorde con la política de  transparencia y formalización económica que viene implementando, incorporó  renovadas herramientas electrónicas que han contribuido con una sustancial  mejora en los controles. En este sentido, la Institución implementó el Sistema  Integral de Verificación de Cargas (SIVECA), el Sistema Informático de Transito  Internacional Aduanero (SINTIA) y el de Transmisión Electrónica de Manifiesto  Fluvial (TEMAFLU). Estas incorporaciones tecnológicas entregan información  anticipada y de calidad a Aduanas, de las mercaderías importadas antes de su  arribo al territorio nacional para la correcta gestión de riesgo.


Así como también la implementación del Precinto Electrónico,  que es un dispositivo de seguridad colocado como traba secundaria en las puertas  de los contenedores, el cual emite señales de posicionamiento global a un  centro de monitoreo de la Aduana, y alertan electrónicamente acerca de eventos  anormales ocurridos con el transporte y manejo de los contenedores.


Además de la instalación del Centro Único de Monitoreo  Aduanero (CUMA) con cámaras que permiten ver y filmar las operaciones en los  puestos aduaneros y lugares de verificación de la carga, actualmente en la  Aduana de Ciudad del Este (Puente Internacional del Este) y en la Aduana de  Encarnación. Con imágenes en directo a la que también la ciudadanía puede  acceder a través de la página web de la institución, DNA ONLINE. https://www.aduana.gov.py/dna/online/


Igualmente, la Institución cuenta  con el apoyo de la Agencia de Cooperación Internacional de Corea – KOICA, para  la materialización del Proyecto denominado “Sistematización de Procesos  Aduaneros para el 2020”, cuya aplicación contribuirá a la transparencia y  eficiencia en las operaciones y procedimientos aduaneros, introduciendo  tecnología de vanguardia a los controles establecidos. Esta cooperación  contribuirá -además con el desarrollo de un sistema de cargas y sistemas de  gestión de riesgos para la DNA-, con la formulación de un Plan Maestro para una  Aduana moderna, el desarrollo de capacidades para la mejora de las tecnologías  de información y comunicación (TIC) de la DNA.


  Por otra parte, se cuenta con la  asistencia y cooperación técnica del Banco Mundial (BM) en los temas de  Planificación Estratégica, Gestión de Proyectos, Modelo Organizacional, Gestión  de Recursos Humanos, Revisión del Código Aduanero, Comunicación Interna y  Externa, Estudio de Economía Política del Cambio. Con el Fondo Monetario  Internacional (FMI) en el área de la Gestión Integral de Riesgos. Con la  Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) en el  área del fortalecimiento del Operador Económico Autorizado (OEA) con el  objetivo de aumentar la facilitación del comercio, y en el campo de promocionar  la integridad.

 

 





































































































Red Social, Síguenos!!

Documento sin título